Colores

Quizá sea extraño, pero el cuadro que más me gusta de Kandinsky no es abstracto. Lo miro y algo  se activa en mi interior, la tecla que hace vibrar mi alma. El color. No sé cómo será en directo, si  el azul será ese azul o si el amarillo. Hay personas que no entienden que llores delante de un cuadro. Probablemente yo llore si algún día lo veo. Las lágrimas, muchas veces, son la única forma que se tiene de expresar lo que se siente.

Cementerio y casa parroquial en Kochel.

6 comentarios:

  1. Es increíble, como algo tan pequeño como una lágrima puede expresar lo que sentimos.

    ResponderEliminar
  2. Esa -creo- es una de las cosas que nos individualiza. La diferencia personal en llamar bellos a ciertos objetos.

    Siempre he simpatizado en quienes desarrollan un criterio personal -este o no cercano al mio -y me cuesta entender a quienes viven con códigos ajenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me cuesta entender a ese tipo de personas.

      Eliminar