Amarillo

Entre cerveza y cerveza hablamos de viajes. S decía que para ella era fundamental tener un guía que te explicase, que era la única manera de conocer detalles. "Miras un edificio y ves el edificio, pero si te  cuentan su historia, si te explican el porqué de cada cosa lo ves de otra manera. Lo entiendes. Lo mismo pasa con el arte abstracto."

No le quito a S su punto de razón, pero yo no suelo tener la necesidad de que me den una explicación. Hay cosas que me gusta sentirlas sin más. Descubrir lugares, obras de arte que activan algo en mi interior, sentir que estallo por dentro. Me gusta pasear por las ciudades, que se muestren poco a poco,  encontrar rincones que me emocionen. Me gusta plantarme delante de un cuadro, de una escultura y sentir un escalofrío, a veces hasta el punto de hacerme llorar. Me da igual por qué sí o por qué no. Ante algunas cosas me sobran las explicaciones (lo que no significa que no me gusten o que no las quiera).

Anish Kapoor.

2 comentarios:

  1. A mi me encantó una pintura de Mark Rothko en el Reina Sofia. Aún no se explicarlo pero aquel cuadro negro con todo blanco me impresionó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rothko es un pintor que me gusta bastante. Tampoco sé muy bien por qué. Supongo que hay cosas que no necesitan explicación.

      Eliminar