Arenas movedizas

Me dicen que soy peor que los niños porque me llevo la mitad de la arena de la playa a casa. Se me pega al cuerpo y no entienden que no me moleste. Nunca estás en la toalla, dicen. Nunca estoy en la toalla, no. Supongo que es como pintar sin salirse del dibujo. La toalla está ahí y siempre la tengo como base, pero me gusta el tacto de la arena en mi cuerpo. Por eso la dejo estar pegada a mí sin que me moleste. Hay cosas que me molestan mucho más.


4 comentarios: