Avanzar


No se acaba el verano, pero sí la época de veraneo. Hace buen tiempo, demasiado buen tiempo y yo necesito días de  gris marengo que me lleven a una nueva etapa, a los colores de otoño, a las hojas amarillas, al viento cálido, a  los cuellos vueltos. Necesito dejar atrás lo que fue y empezar lo que será.