Blue and Weathered

Leo por ahí que a Springsteen no le hacía nada de gracia que Bowie versionase sus canciones. Esta semana he descubierto la versión de Bowie de It's hard to be a saint in the city. Bowie en estado puro. Y esa pronunciación que me mata.



Cosas pendientes

Esta semana está siendo larga, difícil y agotadora tanto en lo laboral como en lo personal. He llegado tarde a casa todos los días, de mal humor, cansada y triste. No le veo mucho sentido a muchas de las cosas que pasan a mi alrededor, a esas reuniones de evaluación, por ejemplo, en las que al final pasamos por cada alumno de manera superficial, centrándonos en los suspensos y en las que siempre se dicen las mismas palabras que no acaban aportando nada. Puede que esté siendo demasiado negativa, a veces me pasa.

Me gusta mucho el instituto en el que estoy y eso que no tiene buena fama, pero me gusta el ambiente que hay entre los profesores (aunque este año se están abriendo unas cuantas grietas), tengo unos compañeros que son una maravilla y que me ayudan muchísimo y, sobre todo,  me gustan mis alumnos, aunque distan mucho de ser ideales. De hecho, soy la tutora de la clase más conflictiva dentro del instituto y, de alguna manera, me está pasando factura. 

En lo que va de curso he adelgazado cuatro kilos, tengo muchísimo trabajo extra, recibo una sobredosis de información diaria que casi no puedo asimilar y a veces me frustro y cabreo o me pongo terriblemente triste. Supongo que mucho de lo que hay me pasa porque soy desorganizada por naturaleza e incapaz de centrarme en una actividad durante demasiado tiempo. No estoy descontenta, todo lo contrario, me encanta lo que hago, pero sí que noto que el cansancio a veces me supera y que la lista de cosas que tengo que hacer tanto en el trabajo como en casa no se acaba nunca. 


Loveless love

The story asking
Could we be together tonight
I was raised by a different standard
And it wouldn't seem right

Loveless love
The Feelies

Si pienso en Lenina, tan neumática, me la imagino queriendo entender por qué John es el único hombre que no la desea. Me la imagino quieta, decepcionada, confusa, frustrada, rechazada. Nada que un poco de Soma no pueda solucionar. 



Heroes for ghosts


We're just two lost souls 
swimming in a fish bowl year after year, 
running over the same old ground, 
what have we found? the same old fears. 

Wish you were here
Pink Floyd 

Motherwell



A veces no me salen las palabras. No sé decir lo que me gustaría decir. No sé explicar lo que me gustaría explicar. A veces, simplemente, no sé.

Los amantes

De repente me vuelven las ganas de leer. No es que en estos meses no haya leído nada, es que no he pasado del segundo capítulo de ningún libro. Desidia. Bloqueo lector. Cualquier cosa. Pero vuelvo con Charlie Parker y me queda nada para terminarlo. Quién sabe, quizá luego me anime con uno de esos que he dejado a medias, siempre he creído en las segundas oportunidades. El título de la novela, de alguna forma, me lleva a Magritte. Esa asociación de ideas que siempre está presente en todo lo que hago.

Los amantes II. Magritte.




Alaska

Hace mucho tiempo escribí un relato basado en una canción de Lou Reed y lo subí a un grupo de literatura que frecuentaba en aquella época. No fue el primero. Siempre he sentido la necesidad de escribir, una manera de intentar comprender las cosas, de jugar a ser otra persona, de lo que sea. Primero fueron los poemas horribles de adolescente y los relatos de terror culpa de Poe, luego fueron otras cosas, textos cortos que escribo por asociación de ideas, que utilizo como una manera de desahogo personal. Soy realista, conozco mis limitaciones y no tengo ningún tipo de pretensión literaria. Nunca la he tenido, ni la tendré. Cuando escribí Caroline dice estaba empezando en Internet y éramos muchos los que frecuentábamos aquel grupo. J. me escribió desde Barcelona, trabajaba en una editorial, me dijo que le gustaba el relato y mi estilo, fresco y calmado, dijo que pensaba que podía escribir una novela basada en aquella historia, cambiando algunos detalles, trabajando mucho mi escritura. Me escribió varias veces y yo no le hice demasiado caso. Él quería seriedad y compromiso por mi parte, yo quería escribir como escribo ahora, sin más.  Mucha gente escribe: hay quien lo hace porque cree que lo hace bien, hay quien quiere llegar a algún sitio, hay quien no sabe muy bien por qué lo hace. Yo tengo mis momentos. A veces necesito venir aquí y compartir mi mundo interior con quien pueda estar al otro lado de esta pantalla, a veces necesito que nadie me vea, no mostrarme, desaparecer. Caroline says.





These words



The fool might be my middle name
But I'd be foolish not to say
I'm going to make whatever it takes,
bring you up, call you down, sign your name, secret love,
make it rhyme, take you in, and make you mine.

Strange currencies
REM

Secuencias

Siempre he escrito sin saber demasiado por qué lo hago, movido un poco por el azar, por una serie de casualidades: las cosas me llegan como un pájaro que puede pasar por la ventana. 
Julio Cortázar (Clases de Literatura)


A P. le gusta su profesora de Lengua y Literatura. Le gusta cómo explica y que dedique clases a temas que no van a entrar en ningún examen. El placer de saber sin ningún tipo de presión. Viene y me cuenta que les ha hablado de Cortázar y como sabe que me gusta, me pregunta por sus libros, los busca entre las estanterías. ¿Por qué tienes dos Rayuelas?, dice. Tengo tres, en realidad, pero mis libros son un caos, quizá debería ordenarlos. Me enseña una copia de Continuidad de los parques que les han dado en clase y me dice que, al principio, le ha costado entenderlo. Busco en Papeles inesperados lo siguiente:

Secuencias
Dejó de leer el relato en el punto donde un personaje dejaba de leer el relato en el lugar donde un personaje dejaba de leer y se encaminaba a la casa donde alguien que lo esperaba se había puesto a leer un relato para matar el tiempo y llegaba al lugar donde un personaje dejaba de leer y se encaminaba a la casa donde alguien que lo esperaba se había puesto a leer un relato para matar el tiempo.


P. no lee desde que es adolescente, tan solo lo que le mandan en clase, pero no lee, dejó de hacerlo hace unos años. Yo dejé de hacerlo hace unos meses, así que tampoco fuerzo lo que no se puede forzar. Sé que leerá. Volverá a ello. Las dos volveremos. Lo último que se pierde es la esperanza.  También creo que volverá a Cortázar, me lo dijo su tono de voz, el brillo en los ojos, la emoción al hablar.  Ella no lo sabe, pero ha descubierto algo importante, alguien ha prendido una chispa que puede acabar en llama, ha creado un hilo invisible. No, Cortázar no es para ahora, pero algún día lo será.




Nocturno, enigma y nostalgia

Cada uno de nosotros tiene su manera de escapar. A veces son las cervezas compartidas, los fines de semana lejos de todo, los libros, las películas, la música, los conciertos o los paseos con el perro. Para mí son todas ellas dependiendo del momento o de la situación. Siempre he necesitado mi espacio, rincones que fuesen solo míos que me aíslen del mundo. Ayer llegué a casa cansada y cuando ya todo se quedó tranquilo me metí en La ciudad de la pintura y me puse a mirar porque, en determinados momentos, el arte se convierte en  mi salvación.

Arshile Gorky