Desesperanza

¿Hasta qué punto la gente tiene apego a los países, las banderas, los colores para no importarle el dolor de los que no comparten esos colores, esas banderas, esos trozos de tierra? ¿Hasta qué punto la gente es incapaz de ponerse en el lugar de los demás, de sentir o al menos respetar su dolor, su sufrimiento? ¿Hasta qué punto nos da igual lo que les pase a los demás mientras a nosotros no  nos pase nada? Gente que se burla de los muertos porque son de donde son, profesores que creen que las mates de 3º de la ESO son más importantes que un chaval con cáncer, personas que se odian por una camiseta de fútbol, jóvenes que protestan e insultan porque la tragedia no les permite ver su programa favorito. Sé que no siempre es así, que hay mucho bueno en todas partes, pero a veces hay que estar tan atento para verlo, para saberlo. Y hoy no. Hoy, desde luego, no.

Caducidad



Nada dura para siempre, ni siquiera el paisaje

O brave new world

O brave new world, That has such people in't!
La Tempestad
Shakespeare



De alguna manera todo me lleva a La tempestad desde que con 17 años hice de contramaestre. Un par de líneas  nada más y en el mar una tempestad que me arrastra desde y hacia Aldous Huxley, mi padre  y yo viendo la serie de televisión, mi hija en el papel de Sycorax, el descubrimiento de  Peter Greenaway, sus libros de Próspero, Shakespeare y sobre todo el mar, siempre el mar.  Quizá la explicación de que siempre vuelva a mí está en que yo siempre quise ser como Lenina Crowne.







Blue Monday

It's just the day time that gives me the blues

The Quireboys

Me gusta la palabra blue, quizá porque evoca tanto a la vez, porque hace que uno piense en colores, tristezas, música o incluso en algo inesperado.


Uno de enero